Batalla campal entre empleados de la empresa Cocarsa

Cerca de las cinco de la mañana se produjo una batalla campal entre empleados de la empresa Cocarsa y representantes de un gremio de la carne. Fueron incendiados un colectivo y una camioneta. Uno de los heridos se encuentra en estado delicado

Un frigorífico de Virreyes, San Fernando, fue el escenario de graves incidentes protagonizados por dos agrupaciones gremiales en el que hubo disparos de bala, lanzamiento de piedras, y un colectivo y una camioneta quemadas: el saldo fue de dos trabajadores con heridas de bala y uno de ellos se encuentra en estado delicado.

El conflicto se produjo poco después de las 5 de la mañana en el frigorífico Ecocarne S.A. (Ex Cocarsa), ubicado en la Ruta 202 y Cordero, en Virreyes. Según el testimonio de los empleados de la empresa, un grupo de cerca de 300 personas, vinculadas al gremio Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, se presentaron en la entrada del frigorífico y agredieron a los empleados que querían ingresar al lugar.

Después de las primeras tensiones, y siempre de acuerdo a las palabras de los trabajadores, se desató una batalla campal cuando los empleados reaccionaron, acompañados de familiares y vecinos del barrio que se vieron alertados por el caos.

A raíz de los incidentes, dos trabajadores de la empresa resultaron heridos de bala y fueron trasladados al hospital más cercano. Ambos recibieron el impacto de los proyectiles en la zona del tórax y estaban siendo operados en el transcurso de la mañana. Según las primeras versiones, uno de ellos se encuentra en grave estado.

De acuerdo a fuentes policiales, no hubo ninguna persona detenida. De hecho, los vecinos, trabajadores y hasta directivos de la empresa criticaron que los efectivos policiales presentes no intervinieron para frenar la violencia entre ambos bandos y quedaron a un lado de la entrada del edificio.

"Nosotros venimos teniendo un conflicto desde hace bastante con la patronal, que quiere meter a la Federación de la Carne, que pertenece a (José) 'Beto' Fantini, que nosotros no tenemos nada que ver. Y se quisieron meter de prepo. Hoy vinieron con 300 personas y no dejaban entrar a los compañeros, les pegaban a todos los compañeros en la entrada", afirmó, Walter Espinosa, uno de los delegados de la empresa, en declaraciones al canal TN.

"En un momento, desdee adentro empezaron a tirar piedras y balas. Acá tenemos los casquillos para que se vean las balas que tiraron y y para que vean que tenemos a dos compañeros internados. Los dos estaban adentro trabajando", agregó.

Comentarios

Comentar artículo