Los titulares televisivos lo decían bien clarito en pleno horario central, mientras que las revistas replicaban un escenario similar:

 ¿Por qué? Es que en medio de una situación financiera más que difícil, la capo cómica tuvo que achicarse a más no poder, y esos cambios estarían afectando a su vida familiar, pero también laboral.

Según fuentes más que fidedignas a las que accedió Tiempo Argentino, Flor debió mudarse de su piso ubicado en Austria y Libertador a un departamento más modesto cercano a la zona de Coronel Díaz y Libertador. Eso no es todo ya que el tema de reducirse en términos habitacionales es algo que afecta a miles de argentinos. Esta semana se conoció una sentencia en contra de Flor por parte del juzgado comercial Nº9 (Sec. 18) que avanzó más todavía sobre la alicaída suerte financiera de la protagonista de esta sección. En el documento, la jueza Paula María Hualde se expidió textualmente de la siguiente manera: "Se decide sentenciar esta causa en trance y remate y llevar adelante la ejecución contra Florencia Trinidad, hasta hacerse al acreedor American Express Argentina SA, íntegro el pago del capital reclamado de $ 268.365, más los intereses establecidos en el capítulo II."

Consultada por varios medios, Flor eligió hablar con periodistas de su confianza: "Mi problema financiero tiene que ver con el litigio que tengo con mi ex socio. Este es el causal. Nunca quise hablar del tema porque no me quiero victimizar. Me arruinaron, hace dos años que no paro de pagar abogados para tratar de no perder lo único que tengo en la vida: mi teatro. Hace dos años que lo tengo cerrado por esta situación", le comentó Flor al periodista chimentero Ángel de Brito.

Más en profundidad ciertas fuentes judiciales aclararon que Florencia Trinidad estaría enfrentando unos tres juicios a la vez por parte de su socio por incumplimiento de contratos, ya que la actriz había dado su consentimiento para protagonizar cinco espectáculos. El contrato incluía una cláusula que estipulaba que en caso de incumplimiento se daba acción a una opción de compra a su socio en la empresa, con quien Flor ostenta la propiedad de un teatro en Córdoba. En definitiva, al no aceptar la actriz ninguna de las dos opciones debería enfrentar el pago de una multa de 70 mil dólares al año, en paralelo a fuertes deudas que se sumaron en este tiempo y que debería ser enfrentados por Flor y su socio en partes iguales.

Con una columna en una revista semanal, la actriz habló de su situación, algo que según ella está superando a base de trabajo. Afirmó al respecto: "2014 fue un año terrible; fui perjudicada económicamente por gente en la que confiaba, que me esquilmó cada peso que gané con mi trabajo. En ese contexto dramático, se fue mi hermano del alma, Jorge Ibáñez, y mi cielo se ensombreció aún más. Hoy puedo decir que estoy mejor, luchando por recuperar mi teatro, saliendo adelante de a poco. Tengo trabajo, voy a ir a mi amada Carlos Paz con una gran comedia, como Enredados, y formó parte de una obra de excelencia artística, como El gran final", concluyó.

«Flor va a salir adelante como siempre lo hizo.»

Carmen Barbieri

«La vida pasa y Florencia se va a recuperar.»

Jorge Rial - Periodista

La explicación

"Se está saneando todo, y la verdad es que la única deuda que tenemos es la que salió en los medios, que es real, con una tarjeta de crédito por una cifra mucho más pequeña de la que se había hablado. No es 300 mil dólares, es una locura eso", así explicó Pablo Goycochea el marido de Flor de la V cuando fue consultado acerca de lo que está pasando con la economía de su familia.

LA CIFRA

3 millones son los que vale el teatro cordobés de Florencia de la V y su socio Gonzalo Fariña.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »