6 de noviembre de 2018

¡Cuidado con las publicidades!

Los niños son los principales afectados ya que usan la computadora o el celular sin el debido control de sus padres. 

Las aplicaciones y las publicidades van de la mano. Cada vez que entramos a una página web nos fastidiamos porque aparecen carteles enormes ofreciendo algún producto en el cual no estamos interesados. Sin embargo, es necesario entender que esas páginas, muchas gratuitas y en las que no hay que pagar para acceder a su contenido, deben subsistir de alguna manera. Y esa forma de seguir funcionando es gracias a que otras empresas ponen dinero para publicitarse.

Un adulto puede cerrar esas pestañas rápidamente y no caer en la publicidad, pero qué pasa con los chicos, quienes usan la computadora o el celular sin el debido control de sus padres. Investigadores de la Universidad de Michigan analizaron las 135 aplicaciones de temática infantil más populares disponibles para el sistema operativo Android -que portan más del 50% de los móviles en Estados Unidos- y detectaron que casi todas ellas muestran anuncios que, por ejemplo, están asociados a conductas alimentarias poco saludables.

El cuadro se agrava cuando se separa a las aplicaciones gratuitas de las pagas: la totalidad de las primeras contiene publicidad, algo que alcanza al 88% de las segundas. Esto, según los investigadores, afecta en particular a los niños de familias más pobres que se verán más expuestos a esos mensajes y son más proclives a desear lo que se publicita.

Aunque psicólogos y médicos insisten en una incorporación tardía y paulatina de la tecnología como forma de entretenimiento para niños, un informe del Centro de Estudios, Investigaciones y Opinión de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires alertó por el adelantamiento de esos escenarios.

"La tecnología forma parte de nuestras vidas pero lo que no puede pasar es que sea la única forma de calmar la ansiedad de un chico, que no intentemos otras maneras ni desarrollemos otras maneras de tratarlo", explicó la psicóloga Laura Jurkowski. "La publicidad va avanzando de la mano de la tecnología, se va metiendo en cada vez mayor cantidad de productos y es altamente nocivo para aquellos que no tienen desarrollada la capacidad de discernimiento, como es el caso de los chicos", comentó el sociólogo Pablo Azcárate, integrante del Centro de Estudios de la Defensoría del Pueblo.

En ese sentido, sostuvo que las regulaciones siempre van "corriendo de atrás" a los usos y, mientras tanto, "las marcas aprovechan hasta ese espacio" para vender más. Desde la Universidad de Michigan fueron más allá y consideran que se trata de métodos "manipuladores y disruptivos" y pidieron una "regulación" de las publicidades en videojuegos tal como la que pueda existir en los medios de comunicación tradicionales.

La problemática de los contenidos engañosos no está presente únicamente en los juegos ya que, por ejemplo, la plataforma You Tube se vio obligada a lanzar una aplicación especial que evita la reproducción de videos que tienen la estética de famosos dibujitos animados con temáticas para adultos.

En este contexto, los expertos señalaron ciertas señales de advertencia para determinar si un niño es adicto a las pantallas y a sus contenidos: si el tiempo de pantalla interfiere con las actividades diarias; si causa conflictos en términos de conducta para el niño o en la familia; y si estar frente a una pantalla es la única actividad que alegra al niño.

"Si su hijo muestra alguno de estos signos, puede ser hora de intervenir, ya que la adicción a la pantalla está vinculada a problemas con las relaciones, la conducta y la emoción", concluyeron los expertos.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »